Utilidad de la tamización para depresión en cuidado primario

ACTA REUNION DE EQUIPO No. 2

REUNIÓN DE EQUIPO DE MEDICINA FAMILIAR

PONTIFICIA UNIVERSIDAD JAVERIANA

Fecha: Febrero 8 de 2007

Tema: Utilidad de la tamización para depresión en cuidado primario

Expositora: Dra. Gigliola Ortiz

Encargado del acta: Dr. Carlín Bastidas Mejía

JUSTIFICACIÓN:

Dada la alta prevalencia de trastornos psiquiátricos en nuestro medio (40.1% de prevalencia en la vida en la población colombiana) y teniendo en cuenta que los trastornos del afecto son el segundo grupo de trastornos más frecuentes (15% de prevalencia en la vida) se considera prioritario revisar la literatura médica reciente para definir la pertinencia de la tamización para depresión en escenarios de cuidado primario.

Al revisar la literatura se encuentra lo siguiente:

– La depresión mayor es la cuarta causa de morbilidad a nivel mundial (OMS/1990).

– Esta enfermedad genera más discapacidad que la enfermedad coronaria o cerebro vascular (OMS).

– Se estima que para el año 2020 la depresión mayor será la segunda causa de carga de enfermedad en el mundo medida en años de vida ajustados por discapacidad.

– La depresión es un síndrome sub-diagnosticado (más del 50% de los adultos con depresión no son reconocidos por el médico, la mitad de los pacientes con depresión severa no son reconocidos en la primera consulta).

The U.S. Preventive Services Task Force (USPSTF) recomienda la tamización para depresión en adultos en aquellos lugares que puedan asegurar un proceso de diagnóstico, tratamiento efectivo y seguimiento. RECOMENDACIÓN B.

-The U.S. Preventive Services Task Force (USPSTF) concluye que la evidencia es insuficiente para pronunciarse en pro o en contra de la tamización para depresión en niños o adolescentes RECOMENDACIÓN I.

Recordemos los criterios de Frame y Carlson para tamización:

1. La condición debe tener un efecto significativo sobre la cantidad o calidad de vida

2. Debe disponerse de métodos apropiados de tratamiento

3. La condición debe tener un periodo asintomático durante el cual la detección y el tratamiento reduzcan significativamente la morbilidad o mortalidad

4. El tratamiento en la fase asintomática debe tener un resultado terapéutico superior al obtenido con el tratamiento una vez que aparezcan los síntomas

5. Debe disponerse de pruebas aceptables para el paciente, a un costo razonable, para detectar la condición en el periodo asintomático

6. La incidencia (frecuencia) de la condición debe ser suficiente para justificar el costo del tamizaje

Al hacer el análisis punto por punto podemos concluir: la depresión es una condición prevalente en Colombia (prevalencia en la vida 8.6% en hombres, 14.9% en mujeres), tiene un efecto significativo tanto sobre la calidad de vida como en la cantidad de vida, si consideramos el riesgo potencial de suicidio.

Existen métodos apropiados de tratamiento que incluyen tanto la terapia farmacológica como la psicoterapia e inclusive la terapia familiar como posibilidades de manejo en los pacientes deprimidos.

Es muy difícil determinar la existencia de un período asintomático como tal, pero la caracterización de los pacientes y sobre todo el enfoque de riesgo nos permitirían identificar individuos en riesgo de presentar la enfermedad.

La cuarta pregunta es evidente, ya que el hecho de tratar de manera oportuna un paciente deprimido, disminuirá la ocurrencia de desenlaces intermedios y finales, lo cual está ampliamente sustentado en la literatura.

El quinto criterio se cumple satisfactoriamente, ya que la opción de utilizar el instrumento evaluado de dos preguntas para aplicar a nuestros pacientes, es aceptable, fácil, no consume mucho tiempo, está disponible y por tanto sería costo-efectivo.

El sexto criterio de Frame y Carlson también es evidente en cuanto a la alta prevalencia de la enfermedad a nivel mundial y nacional lo cual justifica claramente la necesidad y el costo de realizar pruebas de tamización en nuestra población adulta.

El equipo de Medicina familiar concluye lo siguiente:

1. La tamización para depresión utilizando el instrumento de dos preguntas propuesto por el articulo publicado en el British Medical Journal es razonable (Bruce Arroll, Natalie Khin, Ngaire Kerse. Screening for depression in primary care with two verbally asked questions: cross sectional study. BMJ 2003;327:1144–6 ). El instrumento propuesto tiene una sensibilidad del 97%, una especificidad del 67 %, con una razón de probabilidades para una prueba positiva de 2.9 y para una prueba negativa de 0.5. Dado estos valores un test negativo para depresión mayor utilizando éste instrumento podría casi siempre ser un verdadero negativo.

2. Estamos de acuerdo en tamizar a todos los pacientes adultos con factores de riesgo para depresión (sexo femenino, historia familiar de depresión, enfermedades crónicas, eventos estresores, etc.) con este instrumento.

3. La evidencia para tamización en niños y adolescentes es insuficiente

4. Todo paciente que resulte positivo en las pruebas de tamización debe ser sometido a una intervención diagnóstica completa con el fin de determinar la presencia o ausencia de desórdenes específicos como depresión mayor o distimia y también evaluar las comorbilidades psicológicas (ansiedad, ataques de pánico, abuso de sustancias, etc.).

Revisado: Dra. Luz Helena Alba T.