Tamización de displasia del desarrollo de la cadera

 

ACTA REUNION DE EQUIPO No. 3

REUNIÓN DE EQUIPO DE MEDICINA FAMILIAR

PONTIFICIA UNIVERSIDAD JAVERIANA

FECHA: Febrero 16 de 2007

TEMA: Tamización de displasia del desarrollo de la cadera

EXPOSITOR: Dr. Carlín Bastidas (Residente 2do año Medicina Familiar)

ENCARGADO DEL ACTA: Dr. Danilo Velandia (interno rotación electiva de medicina familiar).

DEFINICIÓN DE TÉRMINOS:

-Displasia del desarrollo de la cadera: condición en la que la cabeza del fémur tiene una relación anormal con el acetábulo.

-Cadera displásica: existe una verticalización del techo acetabular y la cabeza femoral se ubica dentro de esta pero el acetábulo no la puede contener adecuadamente.

-Cadera Luxada: la cabeza femoral se encuentra por fuera del acetábulo.

-Cadera subluxada: pérdida de la relación entre el acetábulo y la cabeza femoral.

-Cadera luxable: la cabeza femoral puede ser colocada por fuera del acetábulo con maniobras de aducción y/o abducción.

CARGA DE LA ENFERMEDAD:

La incidencia varía según la zona geográfica, la edad y la raza, pero se estima que es de 1 x 1000 recién nacidos vivos, siendo más frecuente en las mujeres que en los hombres, con una relación de 5:1 respectivamente.

FACTORES DE RIESGO:

· Sexo femenino

· Presentación de pelvis

· Mujer primigestante

· Embarazo gemelar

· Parto por cesárea

· Alteraciones uterinas, principalmente miomatosis

· Metatarso aducto y luxación de rodilla

· Antecedente familiar. El riesgo de una pareja sana de tener un hijo con displasia del desarrollo de la cadera es del 6%, y aumenta si existe antecedente en uno de los padres hasta el 12% y 36% si uno de los padres y un hermano tienen el antecedente.

DIAGNÓSTICO:

Examen Físico:

· Cero a 3 meses se debe realizar examen físico de las caderas realizando las maniobras de Ortolani y Barlow las cuales tienen una sensibilidad de 50% en personas entrenadas, que disminuye en pacientes mayores de tres meses.

· En mayores de 3 meses se debe buscar limitación de los movimientos de la articulación acetábulofemoral para la abducción menor de 75 grados o en la aducción menor de 30 grados, los signos como el de Allis Galleazi son útiles así como también lo es el acortamiento de la extremidad cuando se flexiona la rodilla hasta 90 grados. La asimetría de los pliegues de la región glútea, poplítea y del muslo al igual que el “pistoneo” de la cadera con los movimientos de flexo extensión son signos que se encuentran al examen físico y pueden ser indicadores de displasia del desarrollo de la cadera.

Paraclínicos:

· Ecografía de caderas: es de utilidad en pacientes con factores de riesgo o con alteraciones del examen físico, siendo más sensible la ecografía dinámica la cuál se debe realizar a la sexta semana de vida.

· Radiografía de caderas: se debe solicitar AP en posición neutra, su sensibilidad es mejor a partir de los 4 meses de vida dado que la osificación y la formación del rodete acetabular inicia en esa época.

TRATAMIENTO:

· Cero a 6 meses: es ideal iniciar el tratamiento lo más temprano posible pero también es cierto que durante esta época de la vida 27% se estabilizan y no requieren tratamiento.

El manejo regularmente se ha realizado con el arnés de Pavlick siendo la complicación más frecuente la necrosis vascular de la cabeza femoral hasta un 28%.

· Seis a 18 meses: la primera elección como tratamiento es el aparato Milgram seguido por la espica de yeso y la reducción cerrada y/o abierta en los casos más severos.

RECOMENDACIONES:

I: USPSTF concluye que la evidencia es insuficiente para recomendar la tamización de rutina para displasia del desarrollo de la cadera (DDC) en niños como medida para prevenir desenlaces adversos.

DISCUSIÓN DEL GRUPO DE MEDICINA FAMILIAR:

A todo recién nacido se le debe realizar una historia clínica completa investigando los posibles factores de riesgo de DDC y un examen físico igualmente completo que incluya la realización de maniobras para identificar si existe una cadera luxada, subluxada, luxable o displásica.

No existe un método de tamización o “Gold Standard” universal para esta condición por esto se propone la utilización del examen físico en pacientes sin riesgo.

En los pacientes con riesgo de DDC o con alteraciones del examen físico de las caderas se les debe realizar una ecografía dinámica a las 6 semanas de vida, si esta es sugestiva o concluyente de DDC el paciente se debe referir al servicio de ortopedia infantil.

Si en la ecografía los hallazgos son poco concluyentes o descartan la presencia de DDC se debe realizar seguimiento del paciente con radiografía de pelvis AP con caderas en posición neutra a los 4 meses de edad conducta que también se recomienda en pacientes captados en la consulta a partir de esta edad.

BIBLIOGRAFIA:

1. U.S. Preventive Services Task Force. Screening for developmental Dysplasia of the Hip: Recomendation Statement. 2005.

2. Storer S, Skaggs DL. Developmental Dysplasia of the Hip American family Phisician 2006; 74(8): 1311-1316

3. Shipman SA, Helfand M. Mayer VA, Yawn BP. Screening for developmental dysplasia of the hip: a systematic literature review for US Preventive Services Task Force. Pediatrics 2006; 117(3): e557-e573.

Revisado: Dra. Luz Helena Alba T.