Calcio y preeclampsia

ACTA REUNION DE EQUIPO

REUNIÓN DE EQUIPO DE MEDICINA FAMILIAR

PONTIFICIA UNIVERSIDAD JAVERIANA

Título: CALCIO Y PREECLAMPSIA

Fecha: 31-05-2007

Expositor: Dr. Jairo Hernán González (Residente I año Medicina Familiar)

Encargado del acta: Dra. Gigliola Ortiz (Residente I año Medicina Familiar)

Docente Encargado: Dra. Luz Helena Alba Talero

JUSTIFICACIÓN:

Cada 3 minutos muere en el mundo una mujer debido a la preeclampsia. Esta condición afecta entre 3-10% (promedio 5%) de los embarazos, es la principal causa de muerte materna a nivel mundial; en Estados Unidos representa al menos el 15% de las muertes relacionadas con el embarazo, en Colombia es la principal causa de muerte materna (DANE 2005),  presentándose en el 5-7% de todos los embarazos. Es más frecuente en las primigestantes (11%), asociándose  a  desenlaces como abruptio placentario, falla renal aguda, complicaciones cerebro vasculares, coagulación intravascular diseminada, retardo del crecimiento intrauterino, parto pretérmino y muerte materna.

Se ha postulado que  el bajo consumo de calcio puede representar un factor de riesgo para el desarrollo de preeclampsia. Durante el  embarazo sólo el 53% de las mujeres consumen suplementos de calcio y el 19% presentan desnutrición. Teniendo en cuenta estos aspectos, consideramos importante revisar la evidencia existente sobre el efecto preventivo del consumo de calcio en la ocurrencia de esta condición.

DESARROLLO DEL TEMA:

Generalidades sobre el calcio

El calcio es necesario para múltiples funciones fisiológicas: contracción muscular, excitabilidad nerviosa y la coagulación entre otras. Durante el embarazo el calcio es indispensable para la formación ósea y crecimiento fetal. El feto acumula  entre 25-30 g de  calcio durante todo el embarazo. La mayor transferencia materno- fetal ocurre durante el tercer trimestre, pasando de 50 mg/día en la semana 20 de gestación a 330 mg día a partir de la semana 35. Durante la lactancia la transferencia oscila alrededor de 220 mgr día. La principal fuente de calcio es la leche y sus derivados, aunque hay otros alimentos ricos en calcio como sardinas, jugo de naranja fortificado con calcio y algunas semillas (trigo, maíz, ajonjolí y linaza).

Generalidades sobre la preeclampsia

La preeclampsia se caracteriza por un aumento de la presión arterial (sistólica por encima de 140 mmHg y/o la diastólica por encima de 90 mmHg) que ocurre después de la semana 20 de gestación,  asociada a proteinuria.

Los factores involucrados en la patogénesis de la preeclampsia no son del todo conocidos. Sin embargo se sabe que ocurre un trastorno endotelial que resulta de una perfusión deficiente de la placenta, que a su vez produce liberación de factores que lesionan el endotelio por activar la cascada de coagulación y aumentar la sensibilidad del endotelio a agentes presores. Diversas alteraciones asociadas al metabolismo del calcio han sido identificadas y podrían jugar un papel en la génesis de la enfermedad; entre ellas podemos mencionar: disminución de la concentración sérica de calcio o disminución de la excreción urinaria del mismo, el estímulo de la hormona paratiroidea y del sistema renina angiotensina con el consecuente incremento de calcio intracelular que conduciría a vasoconstricción.  

Relación calcio- preeclampsia, evidencia disponible

Una relación inversa entre la ingesta de calcio y los desordenes hipertensivos del embarazo fué descrita por primera vez en 1980 (Belizan) basada en la observación de los indios Mayas en Guatemala. Ellos tradicionalmente secaban el maíz con calantes de su consumo (productos ricos en calcio) y se encontró que en esta población  existía una ingesta alta de calcio y una baja incidencia de preeclampsia y eclampsia. Estas observaciones fueron soportadas por otros estudios epidemiológicos y clínicos (Balizan 1988, Repke 1991, Villar 1987, 1993) que condujeron a la hipótesis de que un incremento en la ingesta de calcio durante el embarazo podría reducir la incidencia de eclampsia entre las mujeres con baja ingesta. Dentro de  otras asociaciones documentadas encontramos: Preeclampsia e hipo calciuria (Segovia 2004), razón calcio/creatinina baja (Kazerooni 2003); baja ingesta de leche (Duvekot 2002) y entre eclampsia e hipocalcemia (Isezuo 2004).

Adicionalmente se ha documentado que los efectos del suplemento de calcio prenatal pueden ir mas allá del embarazo: Belizan et al evaluaron presión arterial en  niños de 7 años cuyas madres habían recibido suplementos de calcio durante el embarazo y encontraron cifras menores de tensión arterial sistólica y bajo riesgo de hipertensión arterial sistólica (RR 0.59; IC 95% 0.3-0.9) particularmente entre niños en el más alto percentil de IMC.

Se han realizado dos estudios grandes buscando la evidencia en la relación calcio-preeclampsia:

El primer estudio se realizó en los Estados Unidos y fué publicado en 1997 en el NEJM. En él fueron asignadas 4589 mujeres nulíparas quienes tenían entre 13 a 21 semanas de gestación a recibir tratamiento con 2 g de calcio elemental o placebo hasta el final del embarazo. La conclusión del estudio fué que el suplemento de 2 g de calcio/día no reduce la incidencia de preeclampsia, hipertensión asociada con el embarazo o complicaciones maternas o perinatales.

En el 2006 se publicó un estudio multicéntrico apoyado por la OMS para determinar si el suplemento de calcio en mujeres embarazadas con baja ingesta de calcio (menos de 600 mgr /día) reducía la preeclampsia y el parto pretérmino. El grupo estaba constituído por 8325 mujeres asignadas aleatoriamente a recibir 1.5 g de calcio o placebo. La conclusión: El suplemento con calcio no previene la incidencia de preeclampsia, pero significativamente disminuyó el riesgo de sus más serias complicaciones, las cuales incluyen morbilidad y mortalidad materna y neonatal. También disminuyó el riesgo de parto pretérmino en mujeres jóvenes.

La revisión Cochrane del suplemento de calcio durante el embarazo para prevenir  desordenes hipertensivos (julio 2006) revisó la evidencia y concluyó: el suplemento de calcio disminuye el riesgo de preeclampsia y reduce la aparición de resultados adversos severos: morbilidad/muerte maternas, la mayor reducción se encontró en mujeres con una baja ingesta de calcio. Por lo tanto se apoya el suplemento de calcio para disminuir la incidencia de preeclampsia y sus complicaciones en mujeres con baja ingesta.

DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES

Consideramos que hay demasiada heterogeneidad en los estudios que se tomaron como base para definir una disminución del riesgo de preeclampsia asociado al consumo de calcio durante el embarazo (revisión Cochrane), estos datos por lo tanto, deben ser interpretados con precaución.

Los dos estudios con mayor número de pacientes concluyen que el suplemento de calcio tanto en poblaciones de ingesta adecuada (EEUU: 1997) como en aquellas  con baja ingesta (OMS 2006) no disminuye el riesgo de preeclampsia.

En el estudio de la OMS en poblaciones con ingesta baja de calcio si se evidenció disminución del riesgo de complicaciones causadas por la preeclampsia como: morbilidad/mortalidad materna y parto pretérmino.

Teniendo en cuenta esta revisión de la evidencia sobre la relación del calcio con la preeclampsia sugerimos, a manera de recomendación racional,  la prescripción de suplemento de calcio durante el embarazo, teniendo en cuenta las características de la población en donde el médico se encuentre (en algunas regiones de Colombia el consumo de calcio es adecuado pero en otras la ingesta es baja). Concluimos que esta prescripción estaría encaminada a la prevención de  complicaciones severas de la preeclampsia  como morbi /mortalidad materna y fetal y no como forma de evitar su aparición. Adicionalmente basamos esta recomendación en el hecho de que no hay evidencia sobre efectos adversos producidos por una ingesta incrementada de calcio durante este período de la vida.

BIBLIOGRAFIA

  1. Duvecot E. Pregnant women with a low milk intake risk of developing preeclampsia. Europ J Obst Ginecol 105 (2002) 11-14
  2. Gregg A. Hypertension in pregnancy. Obstet Gynecol Clin N Am 31 (2004) 223- 241
  3. Hofmeyr GJ, Atallah AN, Duley L. Calcium supplementation during pregnancy for preventing hypertensive disorders and related problems (Review). Cochrane Database of Systematic Reviews 2006, Issue 3.
  4. Kovacs Christopher et al. Calcium and Bone Disorders During Pregnancy and Lactation. Endocrinol Metab Clin N Am 35 (2006) 21-51.
  5. Levine J et al. Trial of calcium to prevent preeclampsia. N Engl J Med 1997; 337:69-76
  6. Luke B. Nutrition in Multiple Gestations. Clin Perinatol 32 (2005) 403- 429
  7. Ritchie L, King J. Dietary calcium and pregnancy-induced hypertension: is there a relation? Am J Clin Nutr 2000;71(suppl):1371S-4S.
  8. Thomas M. Calcium supplementation during pregnancy and lactation:Effects on the mother and the fetus. American Journal of Obstetrics and Gynecology (2006) 194, 937-45
  9. Villar J et al. World Health Organization randomized trial of calcium supplementation among low calcium intake pregnant women. American Journal of Obstetrics and -Gynecology (2006) 194, 639-49.
  10. Villar J, Belizán J. Same nutrient, different hypotheses: disparities in trials of calcium supplementation during pregnancy. Am J Clin Nutr 2000;71(suppl):1375S-9S.
  11. Wagner L. Diagnosis and Management of Preeclampsia. Am Fam Physician 2004; 70 :2317-24.

2 Comentarios

  1. ROSALBA dice:

    SOLO QUIERO SAVER CUAL SERIA LA JUSTIFICACION HOY EN DIA EN MEXICO Y TODA REPUBLICA MEXICANA

  2. FERNANDA CASTILLO dice:

    Hola quisiera saber si al consumir calcio tambien se disminuye el riesgo de padecer de Sindrome de Hellp. Gracias

Los comentarios están cerrados.