Obesidad en niños y adolescentes

ACTA REUNIÓN DE EQUIPO

MEDICINA FAMILIAR

PONTIFICIA UNIVERSIDAD JAVERIANA

 

TEMA: OBESIDAD EN NIÑOS Y ADOLESCENTES.

Expositora: Dra. Gigliola Ortiz. (Residente Medicina Familiar).

Docente: Dr. Ricardo Alvarado.

Encargado del acta: Dr. Javier Gómez (Residente Medicina Familiar).

1. JUSTIFICACIÓN.

– La obesidad constituye un grave problema de salud pública en todo el mundo.

– En épocas precedentes se limitaba a los países industrializados, pero actualmente se ha extendido a los países en vías de desarrollo.

– La obesidad en pediatría ha pasado de ser una enfermedad rara, a tratarse de una epidemia emergente, con el interés añadido del riesgo que supone en etapas ulteriores de la vida.

– Se estima que su prevalencia entre los 6-19 años de edad se ha triplicado desde 1960.

– Actualmente aproximadamente el 15% de niños y adolescentes estadounidenses entre los 6-19 años tiene sobrepeso (USPSTF 2005).

– La obesidad en la niñez y la adolescencia esta asociada con una variedad de consecuencias adversas:

  • Es un factor de riesgo para enfermedad cardiovascular (HTA, niveles elevados de insulina, dislipidemia, y obesidad en la vida adulta).
  • La diabetes tipo 2 constituye el 45 % de todos los nuevos diagnósticos de diabetes en pediatría.
  • Esta patología contribuye en la génesis de otras condiciones tales como deslizamiento de la cabeza femoral, esteatosis hepática, apnea del sueño, problemas psicosociales y desórdenes alimentarios.

2. EPIDEMIOLOGIA.

-En los países de la región, la prevalencia de sobrepeso y obesidad también ha ido en aumento.

– Colombia es un país en transición nutricional. Aún se presentan los problemas de alimentación propios de los países en vías de desarrollo, pero al tiempo se están incrementando las problemáticas de los industrializados, como la obesidad. No hay un estudio global que muestre el problema en el territorio colombiano, pero existen investigaciones por sectores que confirman una tendencia al aumento de peso:Un sondeo de la Asociación Colombiana de Obesidad y Metabolismo (ASCOM) 2001, en todos los estratos, entre los mayores de 18 años, mostró una prevalencia del 40% para sobrepeso y del 4% para obesidad mórbida.

La Encuesta Nacional de Demografía 2000 reporta una prevalencia para sobrepeso, del 40% en las mujeres de edad fértil (14-44 años). Un estudio reciente en Bogotá, realizado entre estudiantes de centros de educación distrital de estratos 1 y 2, encontró que el 2,9% de los niños entre 5 y 12 años, presentaban sobrepeso y obesidad. La Encuesta Nacional de la Situación Nutricional en Colombia 2005 (ICBF), informa una prevalencia para sobrepeso del 3,1% para los niños entre 0 y 4 años, del 4,3% para los de 5 a 9 años, y del 10,3% para menores de 10 a 17 años.

3. DEFINICIÓN.

Se define como obesidad un IMC que sea igual o mayor al percentil 95 para la edad y el sexo. Cuando éste se encuentre entre los percentiles 85 y 95 se hablará de sobrepeso o de riesgo de obesidad.

4. FISIOPATOLOGÍA.

– El 95% de los casos de obesidad corresponde a la llamada obesidad simple, exógena o nutricional, mientras que solo el 5% de los casos corresponde a obesidad sindromática, de origen genético.

– Estos hechos son el reflejo de influencias de tipo socio-económicas, culturales y ambientales, sin embargo, hay numerosos sujetos, quienes expuestos a estas influencias, no desarrollan sobrepeso ni obesidad.

5. ABORDAJE.

5.1. HISTORIA CLÍNICA.

– Establecer el IMC es el primer paso, dado que un IMC por encima del percentil 95, es altamente específico de incremento en la grasa corporal.

– Idenitificar obesidad y sobrepeso en parientes de primer grado.

– Patrones dietarios y de actividad: identificar a los cuidadores que alimentan al niño, las comidas ricas en calorías y de bajo valor nutricional que podrían ser eliminadas. Identificar los patrones de alimentación: horarios, contenido, localización.

– Detectar las barreras para la actividad física (caminar, bicicleta).

– Evaluar el tiempo que se usa para jugar.

-Evaluar el “tiempo de pantalla” (TV, DVD, videojuegos).

– Estar atento a los signos y síntomas que más comúnmente se asocian a anormalidades congénitas o endocrinas asociadas con el sobrepeso: hipogonadismo, baja estatura, síndrome dismórfico y retardo mental.

5.2 PRUEBAS DE LABORATORIO.

– La Asociación Americana de Diabetes, recomienda glicemia en ayunas en niños mayores de 10 años, con un IMC por encima del percentil 85 y que tengan dos o más de los siguientes factores de riesgo:

  1. Familiar en primer o segundo grado, con historia de diabetes mellitas tipo 2.
  2. Raza diferente a la caucásica.
  3. Condiciones asociadas con resistencia a la insulina (acantosis nigricans, hipertensión arterial, dislipidemia o síndrome de ovario poliquístico).

Otros autores recomiendan también realizar tomas de perfil lipídico e insulina, pero el grupo de Medicina Familiar de la Universidad Javeriana señala que teniendo en cuenta los costos, la utilización masiva en nuestro medio debe individualizarse.

5.3 TRATAMIENTO.

5.3.1 METAS.

-En niños entre 2 y 7 años con IMC entre el percentil 85 y el 95, la meta es mantener el peso.

– Para niños entre 2 y 7 años, con IMC por encima de 95, sin complicaciones , la meta es mantener el peso.

– La presencia de las siguientes complicaciones: pseudotumor cerebri, apnea del sueño, hipertensión arterial, diabetes mellitus tipo 2, alteraciones ortopédicas, complicaciones psicológicas; historia familiar de obesidad, diabetes o enfermedad cardiovascular en primer o segundo grado requiere una urgente disminución de peso.

– En niños mayores de 7 años, el abordaje exige una reducción urgente de peso.

– La meta es la disminución de 450 g (una libra) por mes, para lograr a largo plazo un IMC por debajo del percentil 85.

5.3.2 INTERVENCIONES.

La mayoría de los estudios sobre intervenciones en el estilo de vida son muy pequeños, y su número es insuficiente para comparar la eficacia de varias aproximaciones terapéuticas o de sus componentes. Sin embargo, el tratamiento se basa en los siguientes pilares fundamentales:

  • El control del medio ambiente.
  • La modificación del comportamiento.
  • El establecimiento de metas.
  • La recompensa de cambios en el comportamiento.
  • El compromiso familiar: Si el niño, uno o ambos padres, o los cuidadores no están motivados, cualquier tratamiento tiene mayor probabilidad de fallar y de producir frustración en todos los involucrados.
  • Reducción de grasas y calorías:
    • Dieta baja en carbohidratos.
    • Integración de actividad física en las rutinas diarias (caminar o ir en bicicleta a la escuela).
    • Reducción de los comportamientos sedentarios (TV-video juegos).

BIBLIOGRAFÍA

  1. An Pediatr ; 60 ( supl 2 ) : 26- 9.
  2. N Eng J Med 352; 20 May 19, 2005.
  3. Overweight in Children and Adolescents- USPSTF – 2005.
  4. June 1, 2004 / Vol 69, Number 11 American Family Physician.
  5. NHANES 2003-2004.
  6. Cad Saude Publica Río de Janeiro 19 (Sup)1: S163-S170, 2003.
  7. Departamento de Agricultura y Protección del Consumidor, Colombia.
  8. Encuesta Nacional de la Situación Nutricional en Colombia. ENSIN 2005.

Un comentario

  1. iris rodriguez arenales dice:

    gracias por la informacion suministrada, les agradezco si me pueden recomendar un medico nutricionista para mi hija de 8 años.

Los comentarios están cerrados.