Vacunación contra el rotavirus

ACTA DE REUNION DE EQUIPO

REUNION DE EQUIPO DE MEDICINA FAMILIAR

PONTIFICIA UNIVERSIDAD JAVERIANA

 

TÍTULO: VACUNACIÓN CONTRA EL ROTAVIRUS

Fecha: 22 de Noviembre de 2007

Expositor: Dr. Javier Gómez (Residente de Primer año medicina familiar)

Encargado del acta: Rudth Cristina González Bautista (Residente de primer año medicina familiar)

Docente encargado: Dra. Luz Helena Alba

 

JUSTIFICACIÓN

El rotavirus es el patógeno más común causante de diarrea en los niños a nivel mundial, infectando principalmente a menores de 2 años. La incidencia de la infección por rotavirus es similar tanto en los países en desarrollo y como en el primer mundo. El período de mayor contagio se da entre los 9 y 12 meses de edad y en la temporada que va de otoño a invierno.

Nuevas vacunas han mostrado eficacia y seguridad. La vacunación de los niños menores de 5 años protegería personas en riesgo, disminuyendo repercusiones significativas en la epidemiología de la enfermedad.Las altas tasas de morbilidad y mortalidad por diarreas causadas por rotavirus y la disponibilidad de nuevas vacunas son un desafío para la humanidad.

DESARROLLO DEL TEMA

ANTECEDENTES:

La infección por rotavirus es responsable de alrededor de 600.000 muertes anuales y aproximadamente 40% de las hospitalizaciones por diarrea en menores de 5 años de edad en todo el mundo. Lo que la convierte en la causa más importante de diarrea en este grupo de edad. El rotavirus puede provocar desde una infección asintomática en menores de 3 meses, hasta una diarrea grave con deshidratación que puede ocasionar la muerte. Según los datos disponibles, en la región de las Américas el rotavirus causa aproximadamente 75.000 hospitalizaciones y cerca de 15.000 muertes anuales.

En EE.UU es responsable cada año de 3 millones de diarreas, 500.000 visitas médicas, 50.000 hospitalizaciones (90% en menores de 3 años) y unas 20-40 muertes, enfermedad “democrática” afecta a todas las clases socioeconómicas. En los países más pobres la letalidad es mayor, producto de la desnutrición y de las dificultades para acceder oportunamente a los servicios de salud. En países en desarrollo, la tasa de infección más alta ocurre entre los 3 y 11 meses de vida y en los países desarrollados durante el segundo año de vida.

EL PATÓGENO

El género rotavirus pertenece a la familia Reoviridae. Es un virus ácido ribonucleico (ARN) de doble cadena, en 11 segmentos. Se han identificado siete grupos principales de rotavirus, denominados de la A a la G. Sin embargo, sólo los grupos A, B y C infectan a los seres humanos, siendo el grupo, el más importante. La partícula viral está compuesta de tres capas proteicas concéntricas alrededor del genoma y tiene forma de rueda. La capa protéica más externa de la partícula de virus está compuesta por dos proteínas virales superficiales: VP4 y VP7. La clasificación de rotavirus de acuerdo con el serotipo está basada en especificaciones antigénicas de estas dos proteínas. Existen 15 serotipos G y 14 serotipos P. Para los serotipos G se observa una perfecta correlación entre serotipo y genotipo. Sin embargo, para el serotipo P no se observa esa correlación. Existen 20 genotipos P, siempre denominados por un número de 1 a 20 en corchetes. Los genes que codifican los antígenos G y P se agregan independientemente, lo que permite observar varias combinaciones de G y P.

Cuatro cepas predominan en todo el mundo, incluyendo Latinoamérica: G1P [8], responsable por la mayoría de las infecciones; G2P [4], G3P [8] y G4P [8]. Además de estas cuatro, se han descrito otras con el serotipo G5, G8 y G9. El serotipo G9 podrá ser considerado el quinto serotipo de importancia mundial.

TRANSMISIÓN

Los mecanismos exactos de transmisión continúan siendo estudiados, pero el contacto directo fecal-oral está considerado como el más importante. También hay evidencia de propagación a través de gotas de saliva y de secreciones del tracto respiratorio.

CARGA DE LA ENFERMEDAD

Casi medio millón de niños que mueren anualmente por infección de rotavirus se encuentran en países en desarrollo. La tasa de mortalidad es muy alta en esos países, debido a una combinación de factores como acceso limitado a servicios de salud (terapia de rehidratación) y un mayor predominio de la desnutrición. Según Parashar et al, 2003, entre 1986 y 2000 el rotavirus causó anualmente en todo el mundo 111 millones de episodios de diarrea infantil que requerían sólo cuidados en el hogar, 25 millones de consultas, dos millones de hospitalizaciones y un promedio de 440 mil muertes. Es decir que a los 5 años de edad, casi todos los niños habían experimentado un episodio de diarrea por rotavirus: uno de cada cinco niños necesitó una consulta médica; uno de cada 65 requirió hospitalizarse y aproximadamente uno de cada 293 murió.

CUADRO CLÍNICO

El vómito empieza temprano en el curso de la enfermedad y es seguido por diarrea acuosa, que puede ser blanda y de corta duración, o severa con deshidratación secundaria a pérdidas de fluidos gastrointestinales. Son frecuentes la fiebre y el dolor abdominal. El vómito y la fiebre ceden en los 2-3 días de la enfermedad y la diarrea suele persistir durante 4 ó 5 días. Las infecciones tienden a ser más severas en niños entre 3 y 24 meses de edad.

VACUNAS CONTRA EL ROTAVIRUS

En agosto de 1998 se autorizó en los Estados Unidos de América (EUA) una vacuna tetravalente preparada a partir de cepas humana y de rhesus (RRT-TV, RotaShield R, Wyeth Laboratories, Inc., EUA), recomendada para la vacunación de lactantes a los 2, 4 y 6 meses de edad. Varios meses después, cuando ya habían sido utilizadas más de un millón de dosis de la vacuna, el VAERS (Sistema de Reporte de Eventos Adversos a Vacunas, por sus siglas en inglés) detectó un número mayor al esperado de invaginación intestinal en niños, dentro de la semana posterior a la aplicación de la vacuna. Por este motivo, en julio de 1999 los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) suspendieron el uso de esta vacuna, la cual fue de inmediato retirada del calendario de vacunación del país.

RotaShield®

  • Resortante, procedente de mono Rhesus y humano.
  • Oral, tetravalente (G1-G4).
  • Estudios prelicencia: invaginación 5/10054 y 1/4633 en controles (Invaginación como posible efecto secundario).
  • Alta eficacia y efectividad.
  • Admitida en USA en agosto de 1998 y recomendada por ACIP dentro del calendario vacunal.
  • No evaluada en África y Asia.
  • No disponible para países en vías de desarrollo.

Desarrollo Clínico Vacuna Rotavirus Merck

  • Eficacia:
    • 75% contra cualquier Grupo por rotavirus con independencia de la gravedad.
    • 100% contra enfermedad grave en los estudios hasta la fecha.
  • Seguridad: la incidencia de fiebre, vómitos y diarrea no es mayor que placebo en la semana posterior.
  • Actualmente estudios para evaluar:
    • Seguridad de vacuna con respecto a efectos secundarios graves (Invaginación intestinal).
    • Eficacia contra serotipos no incluidos en la vacuna.

Rotarix®(GSK) Vacuna Rotavirus Humana

  • Cepa monovalente humana P[8]G1
  • Cepa atenuada (89-12 / Rix4414)
  • Esquema 2 dosis
  • Segura e inmunógena
  • Actualmente fase III: dosis óptimas, protección heterotípica
  • 405 niños vacunados (2:1 placebo)
  • 2 y 4 meses de edad. No coadministración
  • 1.4 años de seguimiento
CONCLUSIONES
  • Las personas que cuidan de lactantes o personas mayores deben lavarse las manos frecuentemente.
  • Hay que proteger el agua para beber de posibles fuentes de infección y en todos los casos hervirla antes del consumo.
  • Se ha demostrado que en las guarderías infantiles la colocación de una protección (por ejemplo, una tela plástica) sobre los pañales puede evitar que se dispersen las heces, lo que disminuye la transmisión de la infección.
  • La inmunización pasiva a través de la administración oral de inmunoglobulina específica, cuando sea factible, puede brindar mayor protección a los niños inmunodeficientes o recién nacidos de bajo peso.
  • La leche materna también puede proteger contra la infección y aminorar la intensidad de la diarrea.
  • La invaginación intestinal es rara en lactantes menores de 3 meses y poco frecuente en mayores de 36 meses de edad. Entre los 3 y 36 meses de edad, suelen ocurrir 80% a 90% de los casos.
  • Actualmente hay nuevas vacunas en el mercado que han demostrado eficacia contra la diarrea severa causada por rotavirus. Están constituidas por virus vivos atenuados y se administran al lactante por vía oral, en dosis múltiples. Los estudios realizados para evaluar la seguridad de estas vacunas no han dado pruebas de mayor riesgo de invaginación intestinal en los vacunados.
  • Como ocurre con la infección rotavírica natural, se espera que esta vacunas confieran inmunidad parcial después de una dosis y mayor protección con dosis posteriores, y que sean eficaces y seguras para prevenir la enfermedad severa.

BIBLIOGRAFÍA

  1. WHO. State of the World´s Vaccines and Immunization. 2002.
  2. Parashar et al. Emerg Infect Dis 2003 9(5) 565-572.
  3. E. Román et al. J Med Virol 2003.
  4. G. Prats el al. Enferm Infecc Microbiol Clin 1997.
  5. Parashar et al. Emerg Infect Dis 2003 9(5) 565-572.

Un comentario

  1. manuel dice:

    Ola muy productivo lo leido! bueno no sabia lo de la vacuna del rotavirus ni del neumococo mi bb tiene 6 meses y no tiene ninguna de esas vacunas espero no suceda nada mas adelante…

Los comentarios están cerrados.