Prescripción de suplementos vitamínicos y minerales para la prevención de cáncer y enfermedades crónicas

PONTIFICIA UNIVERSIDAD JAVERIANA – BOGOTÁ (COLOMBIA)

DPTO. MEDICINA PREVENTIVA Y SOCIAL

ACTA REUNIÓN DE EQUIPO – Jueves 3 de Abril de 2008

EXPOSITOR:

Dra. CATALINA PORRAS, Residente I – Medicina Familiar (PUJ).

ENCARGADO DEL ACTA:

Dra. Ana Milena Antolinez, Residente I – Medicina Familiar (PUJ).

DOCENTE RESPONSABLE:

Dr. LUIS GABRIEL BERNAL, Esp. Medicina Familiar – Profesor Instructor (PUJ).

TEMA: PRESCRIPCIÓN DE SUPLEMENTOS VITAMÍNICOS Y MINERALES PARA LA PREVENCIÓN DE CÁNCER Y ENFERMEDADES CRÓNICAS.

JUSTIFICACIÓN:

Los suplementos dietarios se han convertido en medicamentos de uso frecuente, que no requieren prescripción médica, ampliamente comercializados y con gran difusión del uso de los mismos en los últimos años. En EEUU 35% de las personas confirman su uso diario con el objetivo de sentirse mejor, para garantizar el aporte diario necesario de estos nutrientes y para prevenir la aparición de enfermedades crónicas, con un costo de $23 billones de dólares al año. Esta situación no es diferente en nuestro país, ya que en Colombia la mitad de la población adquirió suplementos vitamínicos en el 2006 según el INVIMA.

La población que presenta un mayor consumo de estos suplementos son las mujeres, las personas con mayor nivel educativo, mejor estilo de vida, menor índice de masa corporal y personas con enfermedades crónicas, mientras que las poblaciones con mayor riesgo de deficiencia nutricional son las que reportan menor consumo, como es el caso de las comunidades afroamericanas, los hispanoamericanos y los fumadores.

Teniendo en cuenta estos interesantes hallazgos, es conveniente preguntarnos acerca de los riesgos y beneficios del uso de estos suplementos vitamínicos de forma rutinaria en la población general.

DESARROLLO DEL TEMA:

El estrés oxidativo al que estamos sometidos a diario, afecta el proceso de la apoptosis, altera el ADN, la transcripción de proteínas y las membranas celulares. Los llamados antioxidantes son sustancias que teóricamente ofrecen protección contra el estrés oxidativo, produciendo a su vez inhibición en los procesos de carcinogénesis y por lo tanto un efecto protector teórico en la prevención del cáncer, tema que ha despertado la atención del área investigativa en los últimos años.

El mantener un régimen dietético saludable, es decir rico en vitamina A, carotenoides, citamina C, E, y selenio, se ha propuesto como modelo de alimentación en las sociedades de países desarrollados, a partir de lo cual han surgido todas las presentaciones farmacéuticas con contenidos de estas sustancias y que aseguran suplir los requerimientos diarios.

Una revisión sistemática pretendió evaluar la eficacia y seguridad de los multivitamínicos y suplementos minerales, usados para la prevención del cáncer y enfermedades crónicas en adultos. La extracción de datos se realizó a partir de literatura en idioma inglés, de bases como MEDLINE, EMBASE, Cochrane desde enero de 2005 a febrero de 2006, asociado a una búsqueda manual de artículos en revistas referenciadas. Los estudios seleccionados fueron aleatorizados, controlados, en adultos donde se evaluó la eficacia y otros estudios aleatorizados controlados y observacionales en adultos o niños que evaluaron la seguridad.

Se definió como suplemento aquel que incluía 3 ó más vitaminas o minerales sin hormonas o fármacos, en población general, es decir, personas sin requerimientos nutricionales específicos. La calidad de los estudios que incluyeron entre los desenlaces a medir: cáncer, enfermedad cardiovascular, cataratas y degeneración macular relacionada con la edad se consideró apropiada; y pobre para los que midieron hipertensión.

Los estudios revisados fueron:

  1. The Linxian (China)
  2. SU.VI.MAX (Francia)
  3. MONMD (Multicenter Ophthalmic and Nutricional Age-related Macular Degeneration study)
  4. REACT (Roche European American Cataract Trial)
  5. AREDS( Age-Related Eye Disease Study)

Los resultados fueron los siguientes:

Carcinoma: El estudio The Linxian examinó la incidencia y mortalidad para todos los tipos de cáncer (esofágico, gástrico, esofágico más gástrico y otros tipos de cáncer. Después de 5 años de seguimiento se encontraron diferencias estadísticamente significativas en el desenlace de mortalidad por carcinoma gástrico con un RR de 0.79 (95% CI, 0.64 – 0.99) en el grupo que recibió betacaroteno más alfatocoferol y selenio con o sin otros nutrientes, comparados con el grupo que recibió combinaciones de vitaminas y minerales sin estos y una disminución de la mortalidad por carcinoma gástrico no cardial en quienes recibieron retinol y zinc RR 0.59 (95% CI, 0.37 – 0.93).

El estudio SUVIMAX mostró una disminución del riesgo de cáncer en hombres, con un RR 0.69 (95% IC; 0.53 – 0.91); sin embargo, en este estudio las mujeres eran menores, tenían estilos de vida saludables y niveles de betacaroteno y vitamina C mayores, por lo cual este resultado podría estar sesgado. Adicionalmente, una reducción en el riesgo de cáncer de próstata al usar suplementos antioxidantes fue observada en hombres con niveles de PSA normales RR 0.52 (95% CI, 0.29 – 0.92).

Enfermedad cardiovascular: Ninguno de los estudios encontró diferencias estadísticamente significativas.

Hipertensión arterial: Los estudios no cumplieron criterios de calidad para emitir conclusiones frente a los desenlaces obtenidos.

Mortalidad por todas las causas: El estudio The Linxian reporta una menor mortalidad en quienes recibían betacaroteno, selenio y alfa tocoferol RR 0.91 (95% CI, 0.84 – 0.99), pero no con otra combinación de nutrientes.

El resto de estudios no mostraron diferencias estadísticamente significativas.

Cataratas y degeneración macular relacionada con la edad: El estudio AREDS mostró una disminución en la probabilidad de desarrollo de degeneración macular con RR 0.72 (95% CI, 0.52- 0.98) en aquellos que recibieron zinc y antioxidantes en comparación con quienes recibieron placebo, así como disminución en la progresión en quienes recibieron antioxidantes solos versus zinc más antioxidantes, con un OD 0.66 (95% CI, 0.47- 0.91).

Seguridad: No se encontró un patrón consistente de presentación de efectos adversos, tras el consumo de multivitaminas. Se encontraron algunos efectos secundarios como diarrea, que fueron atribuidos al ácido ascórbico, coloración amarillenta de la piel por antioxidantes y rash cutáneo por la ingesta de altas dosis de niacina.

DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES:

Se puede considerar que los resultados estadísticamente significativos en el estudio de SUVIMAX y THE LINXIAN pueden ser atribuidos a diferentes estados nutricionales de los participantes. Por ejemplo, en el estudio THE LINXIAN los participantes tenían en general un pobre estado nutricional y en el estudio SUVIMAX la diferencia en los niveles de vitaminas reportadas en mujeres. Aunque pudieran ser validados, estos estudios no nos muestran un beneficio sumado al que puede brindar una dieta que supla los requerimientos diarios de estas vitaminas y minerales. Además, en el estudio SUVIMAX se permitió el uso de otros suplementos además de los del estudio, los cuales no fueron reportados; no se mencionaron uso de medicamentos que pudieran alterar la disponibilidad de los suplementos a estudio; el único hallazgo consistente y soportable se dio a nivel del desenlace incidencia y progresión de la degeneración macular relacionada con la edad, que se logró con dosis altas de vitamina E (400 UI) y zinc.

La marcada heterogeneidad de los estudios hace que las conclusiones de estos estudios sean evaluadas cuidadosamente.

A continuación se resumen las recomendaciones de algunos grupos específicos y los niveles de recomendación utilizados:

“A” (Fuertemente recomendado)

“B” (Los beneficios superan los riesgos de su uso y por tanto se recomienda),

“C” (ninguna recomendación a favor o en contra)

“D” (recomendación en contra)

“I” (evidencia insuficiente para recomendar a favor o en contra)

U.S. Preventive Services Task Force (USPSTF):

No recomienda el uso de los suplementos de betacaroteno, ya sea aislados o en combinación con otras sustancias; para la prevención del cáncer o enfermedades cardiovasculares (Recomendación “D”).

Insuficiente evidencia para emitir una recomendación a favor o en contra del uso de suplementos de vitaminas A, C, o E, multivitamínicos como el ácido fólico o combinaciones de antioxidantes, para la prevención del cáncer o enfermedades cardiovasculares (Recomendación de “I”).

Canadian Task Force On Preventive Health Care (CTF):

Hay insuficiente evidencia para la recomendación a favor o en contra del uso rutinario de suplemento de vitamina E para la prevención primaria de Enfermedades Cardiovasculares (Recomendación I).

Suficiente evidencia para no recomendar el uso de vitamina E para la prevención secundaria en pacientes con enfermedades cardiovasculares o con factores de riesgo para las mismas (Recomendación D).

Hay adecuada evidencia para recomendar en contra del uso rutinario de suplemento de vitamina E para la prevención de cáncer pulmonar (Recomendación D).

Hay insuficiente evidencia para recomendar en pro o en contra del uso rutinario de suplementos de vitamina E para la prevención de cáncer en la población general (Recomendación I).

The American Academy of Family Physicians:

Prescribir suplementos vitamínicos depende de cada individuo en particular y de la decisión del profesional, basado en la mejor evidencia disponible.

American Cancer Society:

Recomienda una alimentación bien equilibrada. No apoya el uso de suplementos vitamínicos o minerales como intervención preventiva.

En consideración de lo expuesto anteriormente, el equipo de Medicina Familiar de la Pontificia Universidad Javeriana, recomienda que en respuesta al paciente que desea consejería en relación al uso de estos suplementos, debiera informarse acerca de las inconsistencias de los estudios hasta ahora realizados, con relación a sus efectos benéficos y los efectos adversos. Un punto clave es el uso de suplementos en poblaciones especiales tales como mujeres en embarazo, en las cuales no se discute el beneficio de la suplementación del acido fólico frente a la evidencia actual, así como el uso especifico de ciertas vitaminas, minerales y micronutrientes en poblaciones con déficits demostrados de los mismos.

BIBLIOGRAFíA:

  1. NIH State – of – the – science panel; “National institutes of health state – of – the science conference statement: multivitamin / mineral supplements and chronic disease prevention”, Ann Intern Med. Sep 2006; 145(5):364-71.
  2. Huang H., et al, The Efficacy and Safety of Multivitamin and Mineral Supplement Use To Prevent Cancer and Chronic Disease in Adults: A Systematic Review for a National Institutes of Health State-of-the-Science Conference”; Ann Intern Med. 2006; 145:372-85.